Las mejores soluciones para combatir la humedad

¿Humedad en tu edificio?

Hoy en día la humedad y los problemas derivados de la misma son fenómenos que lamentablemente se dan con frecuencia en todo tipo de edificios. Hay que tener en cuenta que no sólo afectan a la estética de los edificios, ya sea en el interior o en el exterior en función de donde aparezca, sino que es muy perjudicial para la salud y a veces lo pasamos por alto. Al fin y al cabo, la humedad propicia la aparición de moho, hongos y bacterias que producen unos síntomas verdaderamente nefastos.

Existen tres tipos diferentes de humedades que pueden surgir en nuestras viviendas, oficinas, etc.:

  • Humedad por condensación: Aparece como consecuencia de una mala ventilación en lugares dónde suele haber grandes cantidades de vapor de agua en el aire, como por ejemplo en el cuarto de baño, cocina, etc., acompañado de un aislamiento débil. El aire en estado gaseoso se acumulará y se convertirá en líquido, provocando así este fenómeno.
  • Humedad por filtración: Este tipo de humedad es el resultado que aparece en sótanos, paredes, fachadas, etc., tras una filtración del agua dentro de grietas existentes en estas superficies, mala ventilación, y un aislamiento no tan resistente como se hubiera requerido para que ésta no apareciera.
  • Humedad por capilaridad: La capilaridad es una propiedad de los líquidos que les permite ir ascendiendo a través de poros y capilares por una superficie, que en el caso de la humedad en edificios, es normalmente la parte baja de muros y tabiques de sótanos o plantas bajas.

¿Qué soluciones existen para combatir la humedad?

Podemos encontrar diferentes soluciones con objeto de eliminarla eficazmente y que no vuelva a aparecer, aunque sin duda alguna lo mejor que cualquier persona puede hacer es prevenir su aparición, puesto que las consecuencias que ésta conlleva son muy perjudiciales tanto para la salud de los que habitan en el interior como para la estructura del edificio.

Se proponen diferentes soluciones: la impermeabilización parcial de una superficie, la utilización de compuestos químicos o dispositivos eléctricos en la zona afectada, la sustitución de los aislamientos existentes por otros más resistentes, o incluso algo tan sencillo como ventilar las estancias dañadas regularmente.

filtraciones

No obstante, para eliminar la humedad también se recomienda limpiar meticulosamente la zona afectada con lejía o algún otro desinfectante como amoníaco, bicarbonato, etc. Después habrá que esperar un tiempo, aproximadamente 6 horas, para después poder aplicar pintura anti-moho por doble efecto u otro producto de similares características y propiedades que eviten la reaparición de los problemas derivados de la humedad sin que pierdan eficacia.

¿Cómo beneficia la instalación de un aislante para evitar humedades?

Una de las soluciones propuestas anteriormente era la instalación de un aislante con propiedades específicas anti-humedad, que le convierten en una gran alternativa para resolver los inconvenientes derivados de la misma.

aislamiento humedad

Un claro ejemplo de este tipo son los aislamientos reflexivos, puesto que al estar compuestos por aluminio, poliéster y otros materiales muy resistentes no les afecta en absoluto la humedad.

Su principal función es la de aislar térmica y acústicamente, pero esta ventaja que ofrecen, la de combatir a la humedad, supone una fácil solución a todo tipo de problemas que surgen a raíz de la aparición de la misma.

Si se instalan de la manera correcta, evitarán que la humedad se materialice y ponga en marcha todas sus negativas consecuencias. Si antes de instalar estos aislantes ya hay signos de humedad se debería desinfectar la zona dañada como se menciona en el apartado anterior, para dejarla limpia de impurezas. Posteriormente se procedería a colocar los aislamientos para impedir que ésta vuelva a aparecer.

¿Qué producto anti-humedad es el mejor?

En Arelux estamos especializados en la comercialización de productos para la construcción, y dentro de todas las alternativas posibles recomendamos encarecidamente dos productos: Los aislamientos reflexivos y la pintura térmica anti-moho por doble efecto.

Ambos cuentan con certificados que avalan su gran resistencia a la humedad, si los aislantes reflexivos se instalan correctamente en una superficie sin humedad, impiden que aparezca de manera permanente, al igual que la pintura anti-moho.

Elegir uno u otro dependerá completamente del grado de aislamiento térmico que se desee obtener y del espacio disponible con el que se cuente, pero sin duda la mejor solución contra la humedad, el moho, los organismos y las bacterias que pueden aparecer en cualquier edificio es instalar ambos productos. Son totalmente complementarios, y no sólo eso, los resultados son extraordinarios e inmejorables cuando actúan simultáneamente.

¿Dónde comprar un buen aislante anti-humedad?

En Arelux somos especialistas en la distribución de materiales de la construcción orientados al ahorro y eficiencia energética. En nuestra cartera de productos está disponible la Gama de aislantes térmicos reflexivos AislaTermic,  que cuentan con las propiedades necesarias para combatir la humedad, y también con la Gama de pinturas térmicas IMPERLUX TERMIC:

¿Por qué comprarlos en Arelux?

Sendos productos cuentan con certificados, estudios y ensayos que homologan las características, calidad y eficacia de los mismos. Además, contamos con una especial vocación de servicio hacia el cliente, nos enfocamos en la excelencia y ofrecemos a nuestros clientes soluciones que satisfagan los estándares de calidad con la mayor garantía.

En Arelux trabajamos tanto con clientes profesionales como con particulares, por lo que cualquier persona puede beneficiarse de las ventajas que supone instalar estos productos sin la necesidad de ser un profesional del sector.

 ¿Quieres obtener más información?

Si quieres más información, que resolvamos alguna consulta o deseas que te elaboremos un presupuesto personalizado sin compromiso, no lo dudes: