Qué materiales utilizar para fabricar tú mismo un aislamiento térmico eficaz y en qué superficies instalarlos.

¿Por qué es tan importante tener un buen aislamiento térmico en casa?

Si una vivienda o cualquier tipo de edificio dispone de un aislamiento térmico eficaz, consumirá mucha menos energía y el gasto no será tan elevado. ¿Por qué? Un aislamiento térmico proporciona una barrera contra el frío y el calor, rompiendo con los puentes térmicos existentes en determinadas zonas de la vivienda. Estos fenómenos se dan en superficies donde se juntan materiales con diferente composición, como por ejemplo cerca de ventanas o en vigas, y como resultado se producen pérdidas de calor. La mayor implicación que se deriva de los puentes térmicos es que para contrarrestar su actuación es necesario utilizar o producir energía para aclimatar el interior del edificio, ya sea con aire acondicionado en verano o con calefacción en invierno.

Existen gran variedad de aislantes térmicos actualmente, lana de roca o vidrio, fibras naturales, poliuretano, poliestireno, o los innovadores aislantes reflexivos, con diferentes propiedades y características.

No obstante, en este artículo te vamos a presentar algunos productos que todos tenemos en casa y que probablemente no pensábamos que pudieran tener utilidad como aislantes térmicos. También te mostraremos dónde instalarlos en función de la superficie o del producto y cómo hacerlo.

Materiales para realizar un aislamiento térmico casero

Papel de aluminio y cartón

Sí, el papel con el que solemos envolver bocadillos y todo tipo de alimentos tiene ciertas aplicaciones como aislante térmico. Esto se debe al material que lo compone, el aluminio, que refleja el calor de forma muy eficaz y es el principal material que compone diversos aislantes térmicos “oficiales”, como por ejemplo los aislamientos térmicos reflexivos.

Esta primera opción es más costosa y laboriosa, pero harán un buen efecto reflexivo si se colocan tiras de papel de aluminio en cada pieza individual de la persiana por la cara externa de la misma, así cuando estén bajadas, la luz solar y el calor no entrarán en la vivienda.

aislante termico casero

Se puede colocar sobre el cristal de las ventanas para que ejerza sus propiedades reflexivas y evite que el calor proveniente del exterior del edificio y la luz solar, no entren en el interior, igual que con las persianas.

Es fácil de colocar y se puede quitar sin ningún problema, por ejemplo se puede asegurar al marco de las ventanas con cinta adhesiva de cualquier tipo.

Otra opción es adherir el papel de aluminio a una plancha de cartón y colocarlo de la misma manera, pero esta combinación de materiales aunque más costosa de elaborar, es más eficaz.

Papel de plástico (film transparente)

Este producto que también se utiliza para envolver alimentos, cumple como aislante térmico si se coloca en las ventanas siguiendo el mismo método que el papel de aluminio: cinta aislante y precisión. Actúa como una doble película sobre las mismas, y sus efectos aunque no sean muy significativos, suponen una pequeña diferencia y mejora.

Papel de periódico

Nos sirve de cualquier manera y tipo: cortado en tiras finas, doblado, arrugado… Es especialmente útil el papel de periódico, que se puede enrollar y colocar debajo de las puertas para evitar que la corriente pase de una estancia a otra, por ejemplo.

Podemos utilizarlo también arrugándolo y metiéndolo en la caja de las persianas, asegurándonos de que queda bien comprimido y fijándolo con cinta reflexiva de manera que no suponga un impedimento para que las persianas puedan realizar su función. Es muy común que se cuele el frío a través de la misma.

El único problema que encontramos con el uso de papel como aislante térmico es que es bastante combustible, y en caso de incendio el fuego se propagaría mucho más rápido a no ser que lo hubiésemos tratado antes con productos que retrasen la actuación del fuego.

 

aislar caja persiana

Edredones, sábanas y todo tipo de telas (lana, vaquera…)

Hay un artículo en eHow que nos da muy buenas soluciones sobre diferentes materiales con los que podemos aislar térmicamente con productos caseros y así ahorrar dinero.

Cualquier tipo de tela es muy útil para aislar, especialmente si se cosen a la cara interna de las cortinas.  Harán un doble efecto aislante contra el frío que en invierno se introduce en la vivienda, y si son de color claro, en verano también harán que no entre tanto calor al interior de la misma. También se pueden colocar bajo las puertas evitando que pase la corriente de una estancia a otra.

¿Merecen la pena o es mejor comprar los aislantes térmicos “oficiales”?

Éstas son sólo algunas de las múltiples opciones disponibles que podemos encontrar para realizar un aislamiento térmico a un precio insuperable. No obstante, cabe destacar que no son soluciones de gran eficacia si las comparamos con los aislantes térmicos. Los aislantes térmicos son, al fin y al cabo, productos elaborados con dicho propósito, por lo tanto proporcionan un gran aislamiento y tienen mayor resistencia térmica entre otras características.

Las soluciones que hemos mencionado anteriormente en este artículo serían una buena respuesta ante necesidades de aislamiento bajas o cosas muy concretas que no requieran gran resistencia térmica, porque desde luego no tienen la misma efectividad que los productos elaborados expresamente para ello.

Si realmente queréis un aislamiento térmico de calidad, que sea fácil de instalar y que no ocupe mucho espacio, os recomendamos que analicéis esta alternativa: los aislantes térmicos reflexivos.

¿Qué son los aislantes reflexivos y qué ventajas tienen?

Bien, los aislantes térmicos reflexivos son una de las soluciones más innovadoras del mercado, principalmente porque en menor espacio que los tradicionales proporcionan la misma (y en muchos casos más) resistencia térmica y por tanto mayor grado de aislamiento.

Cuando nos referimos a poco espacio, queremos destacar que los aislantes reflexivos de la Gama AislaTermic tienen unos espesores que oscilan entre los 3 y los 30 mm. dependiendo del producto como vemos en la imagen a continuación, por lo que la superficie habitable allí donde se instalen no se ve prácticamente reducida.

Son productos ligeros, flexibles y muy fáciles de manipular, se pueden cortar con tijeras o cúter. La instalación de los reflexivos además de ser posible en cualquier superficie la puede realizar cualquier persona, sin la necesidad de ser un profesional del sector.

Pero, ¿qué es lo que caracteriza a estos aislantes? Pues que son muy resistentes térmicamente, pero también al agua ya que son impermeables y a la humedad. Además no le afectan los problemas que se derivan de su aparición, como podrían ser hongos o bacterias. Su comportamiento ante el fuego es muy bueno, y tenemos productos con certificados que lo avalan.

El ahorro energético que tendrá lugar tras su instalación es muy significativo, porque rompen con todos los puentes térmicos existentes en las superficies en las que se instalen. Son muy eficaces.

¿Dónde puedes comprar los mejores aislantes térmicos reflexivos?

En Arelux estamos especializados en la comercialización de materiales y productos para la construcción orientados al ahorro y a la eficiencia energética. En nuestra cartera de productos se encuentra la Gama AislaTermic, un conjunto de aislantes térmicos y acústicos reflexivos de gran calidad y propiedades, todas ellas certificadas por ensayos y estudios que las homologan.

Pueden instalarse en elementos constructivos, como vigas, suelos, cubiertas, tejados, paredes, fachadas… Pero también son los aislantes idóneos para superficies o más pequeñas o cuyo aislamiento es más complejo porque es más difíciles acceder, como contendores de mercancías, furgonetas, caseta de mascotas, puerta de garaje, tuberías… etc.

Tenemos una especial vocación de servicio hacia el cliente, nos enfocamos en la excelencia y ofrecemos a nuestros clientes soluciones que satisfagan los estándares de calidad con la mayor garantía.

En Arelux trabajamos tanto con clientes profesionales como con particulares, por lo que cualquier persona puede beneficiarse de las ventajas que supone instalar estos productos sin la necesidad de ser un profesional del sector. Estamos especializados en la venta de materiales para la construcción y en nuestra cartera de productos encontrarás aislantes termo-acústicos y todo tipo de pinturas con propiedades de aislamiento térmico y anti-moho por doble efecto.

¿Quieres obtener más información?

Si quieres más información, que resolvamos alguna consulta o deseas que te elaboremos un presupuesto personalizado sin compromiso, no lo dudes: