Qué son las planchas aislantes, ventajas derivadas de su instalación y comparación con otros formatos y aislantes térmicos.

¿Qué son las planchas aislantes?

Contar con un buen aislamiento en nuestra vivienda nos proporciona múltiples ventajas, en primer lugar supone un ahorro de energía más que significativo. Si el edificio en cuestión está provisto de un aislamiento de calidad no será necesario producir tanta energía para mantener una temperatura en el interior agradable, es decir, el uso de calefacción en invierno y de aire acondicionado en verano se reducirá y por tanto también el gasto. 

Uno de los productos que proporcionan aislamiento son las denominadas planchas aislantes, son un tipo de aislamiento térmico que pueden estar compuestas por diferentes materiales, como poliuretano, poliestireno, o determinadas fibras. Es decir, son el formato en el que se presentan estos materiales aislantes.

Planchas aislantes de poliuretano

plancha espuma poliuretano

Las planchas de espuma de poliuretano pueden ser más o menos flexibles ya que tienen diferentes densidades dependiendo del modelo y del fabricante, pero todas ellas se caracterizan por su baja conductividad térmica y sus diferentes usos y aplicaciones.

Estos productos son muy resistentes al agua ya que son impermeables, y a su vez cuentan con un alto grado de resistencia a la humedad y a todos los problemas que podrían surgir tras su aparición, como hongos o similares.

No obstante, este producto trae consigo un inconveniente que se debe considerar, su combustibilidad.

Su baja resistencia al fuego hace que en caso de incendio, la seguridad y la rapidez de la propagación del fuego recaigan sobre los materiales que se sitúan alrededor.

Planchas de poliestireno extruido (XPS)

El poliestireno extruido o XPS es un producto con una conductividad térmica media, cuyo valor lambda puede oscilar entre los 0,030-0,040 W/(m·K). Cuanto más bajo sea este valor menos conducirán el calor estos materiales y, por lo tanto, mayor será el aislamiento que proporcionen.

Estos aislantes tienen una gran resistencia al agua, pero su comportamiento ante largas exposiciones a la humedad depende bastante del modelo y del producto en sí, aunque por lo general estos productos no se suelen pudrir. Su resistencia ante el fuego no es muy alta.

Estos productos tienen una gran variedad de acabados, su espesor puede oscilar entre los 30 y 100 mm. aproximadamente, y pueden ser instalados en multitud de superficies.

plancha de poliestireno extruido

Planchas de poliestireno expandido (EPS)

plancha de poliestireno expandido

El poliestireno expandido o EPS es mucho más flexible que el poliestireno extruido, y aunque están compuestos por prácticamente los mismos materiales, el expandido es menos denso y tiene menor resistencia mecánica.

Otra diferencia entre ambos, es que el poliestireno expandido tiene el poro abierto, por lo que le afectan las exposiciones a la humedad, aunque es poco probable que aparezcan hongos o similares.

Presenta un gran abanico de posibles superficies sobre las que ser instalado y no sólo en el sector de la construcción, ya que es muy sencillo manipularlo y su uso está muy extendido.

El espesor que suelen tener estos aislantes es de media entre 4 y 40 mm. aproximadamente, y su conductividad térmica es menor que la del poliestireno extruido.

Los que acabamos de comentar, son los diferentes tipos de aislantes térmicos que se presentan en planchas normalmente. No obstante, decir que existe una gran variedad de productos, que están compuestos por diversos materiales y presentados en múltiples formatos, por lo que es muy difícil saber cuál es el aislante térmico más idóneo para instalar en cada caso.

Cada aislante tiene sus propiedades y características, por lo que funcionan mejor en según qué situaciones y superficies, que junto con el grado de aislamiento que necesitemos y las condiciones a las que estará expuesto el aislante, forman el conjunto de variables a analizar y tener en cuenta en el momento de decantarse entre uno u otro. Lo mejor es informarse bien antes de tomar la decisión final, y si se tiene alguna duda consultar a un experto para que nos asesore.

Los aislantes reflexivos: la mejor solución para el aislamiento térmico

Los aislantes térmicos reflexivos (o reflectivos) son un producto de gran innovación tecnológica. No sólo proporcionan aislamiento térmico, también cuentan con propiedades que les permiten aislar acústicamente ante ruido aéreo y de impacto.

Están compuestos por diversos materiales pero principalmente por aluminio, que es el que hace que cuenten con grandes propiedades reflectantes, llegando muchos modelos a alcanzar porcentajes de reflexividad superiores al 95%. Los reflexivos tienen un valor muy bajo de conductividad térmica, su lambda es de 0,025 W/(m·K), que junto con su gran resistencia térmica hace de éstos productos una de las mejores soluciones del mercado.

Los espesores de estos aislantes son muy reducidos, oscilan entre los 3 y los 30 mm. generalmente, lo que los convierte automáticamente en los más finos del mercado, por lo tanto no tiene por qué verse reducida la superficie habitable allí donde se instalen. Es importante destacar que no se necesita mucha cantidad de producto para generar un mayor aislamiento, ya que son igual o más resistentes que muchos de los aislantes tradicionales, pero en un menor grosor, por lo que son más eficaces.

Existen dos tipos de reflexivos: los multicapa y los estándar. Los multicapa se caracterizan porque como su propio nombre indica, están formados por un conjunto de capas de diferentes materiales, que les otorgan una gran resistencia térmica para aislar eficazmente ante el frío y el calor. Por otro lado, los aislantes estándar están compuestos por una base de burbujas de aire seco que está cubierta por aluminio y similares, consiguiendo de esta manera un gran aislamiento ocupando mucho menos espacio que los aislamientos tradicionales.

Aislante estándar

Aislante multicapa

Tanto los reflexivos multicapa como los estándar tienen muchas características comunes: ambos son muy resistentes al agua, de hecho son impermeables. Del mismo modo, son totalmente resistentes a la humedad y a todos los efectos de la misma como hongos, bacterias, y similares. Los aislantes reflexivos son resistentes al fuego, en caso de incendio no lo propagan.

Por otro lado y dado que son tan finos, son aislantes muy flexibles, ligeros, y adaptables que se pueden instalar en cualquier superficie, y por eso es tan amplio su abanico de aplicaciones: tejados, cubiertas, tabiquería, fachadas, furgonetas, tuberías, pilares, suelos… Para instalarlos no hace falta ser un profesional del sector de la construcción, porque su instalación es muy sencilla y la puede realizar cualquier persona. Son productos tan fáciles de manipular que se pueden cortar con tijeras o cúter, por ejemplo.

¿Dónde comprar aislantes reflexivos?

En Arelux estamos especializados en la comercialización de materiales y productos para la construcción orientados al ahorro y a la eficiencia energética. En nuestra cartera de productos se encuentra la Gama AislaTermic, un conjunto de aislantes térmicos y acústicos reflexivos de gran calidad y propiedades, todas ellas certificadas por ensayos y estudios que las homologan.

Tenemos una especial vocación de servicio hacia el cliente, nos enfocamos en la excelencia y ofrecemos a nuestros clientes soluciones que satisfagan los estándares de calidad con la mayor garantía.

En Arelux trabajamos tanto con clientes profesionales como con particulares, por lo que cualquier persona puede beneficiarse de las ventajas que supone instalar estos productos sin la necesidad de ser un profesional del sector. Estamos especializados en la venta de materiales para la construcción y en nuestra cartera de productos encontrarás aislantes termo-acústicos y todo tipo de pinturas con propiedades de aislamiento térmico y anti-moho por doble efecto.

¿Quieres obtener más información?

Si quieres más información, que resolvamos alguna consulta o deseas que te elaboremos un presupuesto personalizado sin compromiso, no lo dudes: