La frase: “cuando menos es más”, podría aplicarse a toda la gama de aislamientos reflexivos AislaTermic, gracias al mínimo espesor y altas prestaciones de todos ellos, pero es en el caso del AislaTermic Suelos donde con mayor motivo podría hacerse tal afirmación.

Con solo 8 mm de espesor total, está compuesto por una lámina de aluminio puro protegido por barniz NC encapsulada en el interior de una burbuja de aire seco estanco y de una espuma de polietileno.

Como consecuencia, proporciona un aislamiento térmico y acústico a ruido de impacto equivalente a un aislante convencional por masa de 50 mm de espesor (lana de roca, EPS, EXP).

Además, con una atenuación acústica al impacto de 22 db, son cada vez más las oficinas técnicas que prescriben el Aislatermic Suelos en sus proyectos, tanto si son de obra nueva como de rehabilitación.

Su mínimo espesor, unido a sus propiedades térmicas y acústicas, hacen de este producto protagonista a la hora de solventar los problemas de cotas que se dan habitualmente en soleras, sobre forjados y cubiertas, bajo recrecido o mahón de mortero o directamente bajo pavimentos de parquet flotante en actuaciones sobre viviendas antiguas por su capacidad aislante acústica con el fin de minizar los ruidos generados.

Y Especialmente interesante resulta también AislaTermic de Arelux para su instalación con suelo radiante con objeto de salvaguardar mejor la temperatura generada por el sistema de calefacción dentro de la vivienda gracias a sus propiedades como aislamiento térmico.

Un aislamiento térmico que no necesita ser instalado con cámara de aire

A diferencia de otros modelos de aislamiento reflexivo, Aislatermic Suelos no necesita ser instalado con cámara de aire, con lo que su funcionalidad se multiplica al poder ir directamente entre un soporte y otro elemento constructivo, bien sea en suelos, paredes interiores o cubiertas y cubiertas invertidas, con acabados transitables o no.

Impermeable a la humedad y vapor de agua evitando así condensación, con una conductividad de 0,025 W/mk y resistencia térmica en suelos sin necesidad de cámara, de 1,35 m2K/W , unidos a su fácil manejabilidad e instalación, hacen de este aislamiento la solución ideal para el aislamiento con cotas, espesores reducidos o replanteos inesperados que habitualmente se dan en el día a día de la obra.

aislamiento térmico para suelos
suelo con aislante reflexivo
aislamiento termico casa